Welcome to SPOZZ Help Desk

Categories

¿Qué es la blockchain, las DLT y qué respalda la autenticidad de un NFT?


 

En pocas palabras, lo que respalda a los NFTs es una tecnología de contabilidad distribuida (Distributed Ledger Technology -DLT-) que es casi imposible de adulterar. Cuánto más descentralizada sea dicha red, más difícil o imposible será poder hackear los datos que allí se almacenan.

Por ejemplo, Bitcoin está respaldado por la red de cómputo más fuerte del mundo. No obstante, existen muchas otras tecnologías de contabilidad distribuida. 

Lo interesante es que, además de que las redes más conocidas son muy fiables, cualquier persona que tenga acceso a Internet y un poco de conocimiento puede verificar todo el historial de transacciones de Bitcoin, Ethereum, Polygon, BNB Smart Chain, como así también de un determinado NFT. 

Fuera del mundo de lo digital, una persona que compra una pieza de arte puede recibir un certificado de autenticidad. Pero este papel puede extraviarse o puede ser destruido.

En cambio, la autenticidad de un NFT no puede extraviarse ni puede ser adulterada. Además, la información que confirma su autenticidad no está oculta en una caja fuerte, sino que está visible y cualquier persona puede chequear no solo su veracidad, sino también su momento de creación, quién los creó, si fue vendido, a qué precio...

El respaldo de los NFTs no depende de lo que diga un especialista o una persona bienintencionada, sino de una tecnología de contabilidad distribuida que muy difícilmente podría ser hackeada o alterada por un grupo de humanos.

 Al día de hoy, la tecnología de contabilidad distribuida más conocida es la blockchain –que es la tecnología sobre la cual, por ejemplo, funciona Bitcoin–.

La blockchain es, pues, una tecnología descentralizada y distribuida que permite registrar información digital en una red compuesta por varias computadoras que están situadas en distintas partes del Planeta, por lo que es muy difícil que pueda ser alterado dicho registro que está a la vista de todo el mundo.

Los NFT están creados sobre distintas DLT. Por ello, cuando alguien crea, compra, vende, regala o cambia de cartera un NFT, se genera un nuevo registro en la tecnología DLT en la que funciona ese NFT.

Por ello, si alguien hace una captura de pantalla de la imagen de un NFT, no estará creando una copia del NFT ni se hará propietario del NFT. Desde luego, una captura de pantalla no afecta a la blockchain ni al propietario del NFT.

 
 


¿Le fue útil este artículo?

¡Qué bueno!

Gracias por sus comentarios

¡Sentimos mucho no haber sido de ayuda!

Gracias por sus comentarios

¡Díganos cómo podemos mejorar este artículo!

Seleccione al menos una de las razones

Comentarios enviados

Agradecemos su iniciativa, e intentaremos corregir el artículo